Mercado musical latinoamericano creció 8,5 % en 2017 impulsado por “streaming”

El género urbano y la apertura de la industria musical latinoamericana al mundo digital, dispararon el “boom” del mercado regional e hicieron que la industria creciera significativamente.

Tras 15 años consecutivos de pérdidas, entre otras por la piratería, la industria musical latinoamericana comienza a recuperarse y ve una esperanza en lo digital.

Así lo aseguró a Efe la colombiana Adriana Restrepo, presidenta para Latinoamérica y el Caribe de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (Ifpi, por sus siglas en inglés).

Restrepo, que fue una de las ponentes del primer Foro Latinoamericano del Mercado Internacional del Disco y la Edición Musical (Midem), dijo que gracias a la apertura al mundo digital y a la retransmisión en directo (“streaming”), la industria de la región lleva tres años consecutivos de crecimiento.

De acuerdo con la ejecutiva, las pérdidas del 70 % de los ingresos que se dieron tras 15 años consecutivos de pérdidas ocasionadas, primero por la piratería física y luego por la digital, comienzan a recuperarse.

En 2017, la industria musical latinoamericana creció un 8,5 % y entre 2016 y 2017 el alza acumulada fue de 17,1 % “casi el doble de lo que crece el promedio del mundo (8,5 %)”.

Según Restrepo, los responsables de ese renacimiento del mercado musical regional se dio con la explosión del género urbano, como el reguetón, y especialmente con el éxito que tuvo del puertorriqueño Luis Fonsi con la canción “Despacito”, que rompió todos los récords de audiencia al sumar unas 5.000 millones de vistas digitales en todo el mundo. (Le puede interesar: Con “Despacito” Luis Fonsi gana siete récords Guinness)

Aunque artistas de la talla de la colombiana Shakira y el puertorriqueño Ricky Martin ya habían abierto el camino para el mercado latinoamericano en el mundo, fue la era digital, y especialmente el “streaming”, la que impulsó la industria en los últimos años.

El “streaming” es la tecnología que permite acceder a un archivo de audio o video directamente desde internet, en una página o aplicación móvil, sin descargarlo previamente en el dispositivo.

Con esta plataforma tecnológica, que utilizan empresas como Spotify, iTunes y Deezer, los archivos de audio o video nunca quedan almacenados en el equipo del usuario, lo que evita el plagio o la captura de dichos archivos.

Para los expertos, la industria musical latinoamericana tuvo un antes y un después de “Despacito” y eso lo confirma Restrepo, quien asegura que el éxito de esa canción se convirtió en “fenómeno” gracias a la era digital que “democratizó el mundo de la música e hizo que se pudiera escuchar en el mismo momento en cualquier parte del planeta”.

Ese fenómeno también hará que Brasil, que ya dio el primer paso, se integre más rápidamente al mercado latinoamericano y que según la ejecutiva es algo que sucederá antes de cinco años.

Esta tesis la comparte Paulo Lima, presidente de Universal Music en Brasil, quien aseguró que después de la llegada de lo digital, el gigante suramericano ya se ha convertido en una de las tres principales plazas de la industria musical mundial.

La expectativa del mercado es optimista pero requiere de concienciación del consumidor.

Según Restrepo, la gente tiene que entender que la música “no es gratuita, nunca lo fue”, que hacerla cuesta, no solo para el artista sino para toda una cadena, y que hay que pagar por ella.

Considerado el hogar de la comunidad musical mundial, el Midem lanzó su primer Foro Latinoamericano durante los días 26 y 27 de noviembre en Río de Janeiro, con el objetivo de fortalecer las conexiones existentes entre las comunidades profesionales de música latina en todo el continente y fomentar el crecimiento del mercado regional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *